jueves, 23 de junio de 2011

"La Dimensión Administrativa" en relación a la "Escuela Base"


 "Las Instituciones Educativas Cara y Ceca", Capítulo 5 "La Dimensión Administrativa" y la "Escuela Base"

 
La Institución Educativa a la que concurrimos cada jueves, la cual es nuestra escuela base, deja ver a simple vista que está perdiendo su función sustantiva: formar alumnos, educar, contribuir en el futuro de estos mismos, el desarrollo de habilidades, integrar al niño en sociedad y que sea un espacio público donde se promueva el interés general y que debido al sistema burocrático (antes utilizado de manera que facilite la administración); actualmente se plantea como una herramienta de poder, de control, ha logrado que la escuela se centre, además de en educar, en gestionar la Dirección con papeles, carpetas, proyectos dentro de un proyecto general, el cual no sabemos si tiene coincidencia y coherencia con el otro, o si cada proyecto es individual y está archivado ahí. Además tener cuadernos en donde se controla al Docente, sus calificaciones, que siempre es la misma debido a que si hay alguna falla docente bajarle la nota sería todo un trámite molesto, las asistencias, su información personal y si cumplió o no con las actividades que se le requirió. En esto se está convirtiendo la escuela, en tener montones de papeles que rellenen la parte administrativa, pero ¿Los tendrán sólo para sentirse satisfechos ellos mismos de ver que tienen toda la documentación necesaria para cuando llegue el momento en que la Inspectora vaya a controlar la Escuela? Hay papeles que no tienen sentido, hay instancias evaluativas tanto para el docente como Directivo, que no se sabe para qué son o se utilizan y sin embargo están igual, sólo porque lo piden. De esta forma, se convierten en rituales todos los registros administrativos de las Instituciones. A su vez, lo prescripto se puede resignificar para que responda mejor, se quiere desritualizar el contenido de las actividades administrativas y para esto se plantea darle un nuevo sentido, resignificarla. Para ello se debe tener en cuenta los beneficios que pueda o no brindar esta desritualización de las tareas. Por otra parte, corresponde tener en cuenta los recursos que se utilizan para satisfacer necesidades y mejorar esa obtención de recursos en las Instituciones. Con lo cual hay que tener en cuenta las necesidades humanas y materiales y determinar en qué momento éstas deberían compensarse, que haya un orden de gestión (que se tomen en cuenta las prioridades a satisfacer), los proveedores de esos recursos (Estado, otras Instituciones públicas o privadas) y que la administración se realice con tiempo para que así se puedan compensar la mayor cantidad de necesidades. Esto pudimos observarlo hoy, por ejemplo, cuando Gustavo nos comentaba quiénes les brindaban libros y que al fin llegaron las computadoras para alumnos y docentes. Aquella segunda visita, en la cual conversamos con la Vicedirectora, además de ver todos los papeles, se pudo observar que cada Escuela tiene normas y pautas, las cuales dictaminan las tareas que debe cumplir cada persona que trabaje allí. Sin embargo, todos estos asuntos que nombramos, si bien están impuestos hoy de la manera en que se dan, por diferentes motivos, ya sea por el poder que cada vez regula más o porque se quiere controlar el orden de las tareas administrativas, de las Escuelas, las tareas de los Docentes y que todo esté en regla. Todo eso requiere de tiempo y espacio, no se logra de un día para el otro. Todo es un proceso que se va construyendo, para que haya un cambio en la organización del trabajo, sólo se necesita una cosa: tiempo. Además si se quisiera cambiar la manera de administrar, la manera en que se divide el trabajo, si se quiere resolver algún problema o identificar qué causas llevaron a tal conflicto o realizar modificaciones edilicias (ya que la Institución es muy pequeña y necesita de más espacio para que los niños hagan Educación Física o que tengan espacio en el patio para realizar tareas, por ejemplo, en Educación Artística ir a pintar al patio sentados en el suelo), se requiere contar con información de la situación o área a modificar; pero no solamente se necesita de esto sino también que haya comunicación, una instancia de diálogo y de acuerdo con los pares. De otra manera, no tendría sentido. Y parte de los problemas que hay en la Escuela, se deben a estas dos características, pero sobre todo a la falta de diálogo, ya sea porque no están de acuerdo con la otra persona, porque hay gran cantidad de gente intercambiando ideas y opiniones y no se logra llegar a nada y debido al gran individualismo que está impuesto en la sociedad hoy y así no se termina realizando ningún cambio, pero también está el control de estas comunicaciones que también es poder, ya que quizá una persona sabe lo que otro no o viceversa y eso pesa. Por último, luego de esto, debe tenerse muy en cuenta la eficiencia, es decir, la aptitud con la que se debe alcanzar los objetivos a mejorar en la Escuela, las ganas que tiene uno realmente de generar un cambio para uno mismo y para la comunidad escolar y, por otra parte, la eficiencia que se refiere a la manera en que se usan los recursos que se precisen para alcanzar mejores resultados y conseguir un cambio.


                                            Alí, Stefanía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada